La dieta mediterránea verde reduce el tejido adiposo visceral

Ashley Lyles

Conflictos de interés

5 de diciembre de 2022

El tejido adiposo visceral se reduce significativamente con la dieta mediterránea verde, que consiste en polifenoles y en la reducción de la ingesta de carne roja, según un nuevo análisis del ensayo controlado aleatorizado de intervención dietética con polifenoles no procesados de 18 meses de duración DIRECT-PLUS.[1]

Los nuevos resultados indicaron que la dieta mediterránea verde redujo la grasa visceral dos veces más que la dieta mediterránea estándar (14% frente a 7%), informaron Iris Shai, Ph. D., de la Universidad Ben-Gurión del Néguev en Be'er Sheva, Israel, y sus colaboradores.

"Este estudio puede sugerir un protocolo dietético mejorado para tratar la adiposidad visceral", escribieron los autores en su artículo publicado recientemente en BMC Medicine.

"Un estilo de vida saludable es una base sólida para cualquier programa de reducción de peso. De los resultados de nuestro experimento aprendimos que la calidad de los alimentos no es menos importante que el número de calorías consumidas y el objetivo actual es comprender los mecanismos de acción de diversos nutrientes, por ejemplo, los positivos como los polifenoles, y los negativos, como los carbohidratos vacíos y la carne roja procesada, sobre el ritmo de diferenciación de las células adiposas y su agregación en las vísceras", dijo Shai en un comunicado de prensa de la Universidad Ben-Gurión.

"Una reducción de 14% de la grasa visceral es un logro espectacular para realizar cambios sencillos en la dieta y el estilo de vida. La reducción de peso es un objetivo importante solo si va acompañada de resultados impresionantes en la reducción del tejido adiposo", añadió la coautora, Hila Zelicha, Ph. D., también de la misma universidad.

¿Cuál es el mecanismo exacto?

Ensayos controlados aleatorizados anteriores han demostrado que los cambios en la dieta con un mayor contenido de polifenoles tienden a producir mejores resultados cardiometabólicos y parecen movilizar determinados depósitos de grasa ectópica, indicaron los investigadores.

Los principales resultados del ensayo DIRECT-PLUS fueron publicados en 2020 en Heart.[2] Casi 300 participantes con obesidad abdominal o dislipidemia fueron aleatorizados a uno de los tres grupos de dieta (todos ellos acompañados de actividad física): pautas dietéticas saludables estándar, dieta mediterránea estándar y la llamada dieta mediterránea verde. La edad promedio de los participantes era de 51 años y los hombres constituían 88% de la cohorte del estudio.

Los participantes de ambos grupos de la dieta mediterránea comieron 28 gramos de nueces al día, lo que representa unos 440 mg de polifenoles diarios. Los participantes del grupo asignado a la dieta mediterránea verde también consumieron diariamente 100 gramos de cubos congelados de un batido verde de la planta Wolffia globosa (cepa de lenteja de agua) y de tres a cuatro tazas de té verde al día, lo que contribuyó a un consumo de 800 mg de polifenoles por día, y redujeron su consumo de carne roja.

Tanto el grupo asignado a la dieta mediterránea verde como el asignado a la dieta mediterránea estándar lograron una reducción de peso similar (-6,2 kg y -5,4 kg), en comparación con el grupo que siguió las pautas dietéticas saludables (-1,5 kg; p < 0,001). Sin embargo, el grupo asignado a la dieta mediterránea verde tuvo una mayor reducción del perímetro de la cintura (-8,6 cm) que el grupo asignado a la dieta mediterránea estándar (-6,8 cm; p = 0,033) y que el grupo asignado a las pautas dietéticas saludables (-4,3 cm; p < 0,001). La estratificación por género mostró que estas diferencias solo eran significativas en los hombres.

Al explicar la justificación del estudio, los investigadores observaron que la acumulación de tejido adiposo visceral es un factor clave que diferencia a los individuos con obesidad metabólicamente sanos de los no sanos; está estrechamente relacionado con el desarrollo de múltiples factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión, la dislipidemia y la diabetes de tipo 2, y es un marcador independiente de mortalidad.

Ahora, sus últimos datos muestran que el grupo asignado a la dieta mediterránea verde perdió aproximadamente el doble de tejido adiposo visceral, en comparación con los grupos que siguieron la dieta mediterránea estándar y las pautas dietéticas saludables (-14,1%, -6,0% y - 4,2%; p <0,05 independientemente de la pérdida de peso, el género sexual, el perímetro de la cintura o la edad).

Un menor consumo de carne roja, un mayor consumo de nueces, Wolffia globosa y té verde en la dieta, un aumento de la urolitina A polifenólica en orina y unos polifenoles plasmáticos totales elevados se asociaron significativamente con una mayor reducción de tejido adiposo visceral (p < 0,05, modelos multivariantes).

"Una dieta mediterránea verde enriquecida con polifenoles y la disminución del consumo de carne roja podría servir como una versión mejorada de la dieta mediterránea para la reducción selectiva del tejido adiposo visceral. Se necesitan estudios futuros para explorar los mecanismos exactos de los alimentos específicos ricos en polifenoles sobre la adiposidad visceral", concluyeron los autores del estudio.

Para más contenido suscríbase a nuestros boletines y siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....